En nuestro artículo acerca de cómo utilizar el buscador de palabras clave, también llamado planificador de palabras clave, hablamos de la tremenda importancia de seleccionar adecuadamente estas keywords. Si no lo hacemos, Google tendrá serios problemas para determinar la temática de nuestra web y no sabrá muy bien en base a qué términos intentar posicionarnos en las páginas de resultados. Pero las keywords básicas no son nuestras únicas aliadas. También necesitamos trabajar nuestras LSI keywords.
 
 

LSI keywords

¿Pero qué son exactamente las LSI keywords? Son las siglas inglesas de «latent semantic indexing», lo que se puede traducir como «indexación semántica latente» y su finalidad principal es proporcionar un contexto semántico a la palabra clave principal. ¿Para qué? Pues para que Google la comprenda con más detalle y nos posicione de mejor manera. En ese sentido, cualquier proyecto digital debería invertir tiempo y esfuerzo en la búsqueda de las LSI keywords óptimas para cada una de sus páginas web.
 
Pero no nos confundamos: las LSI keywords no son sinónimos. No estamos hablando de palabras similares a la keyword principal, sino de palabras temáticamente relacionadas que ayudan a explicarla. Por ejemplo, y si nuestra keyword es una keyword long tail tipo «comprar plantas de interior», las LSK keywords deberían ser palabras como «regar», «maceta», «tierra», «abono», «decoración» y muchas otras similares. Eso ayudará a las arañas indexadoras de Google a entender de qué va la historia. Es esencial.
 
 

LSI keywords

Después de todo, Google no es perfecto. Obviamente su software de rastreo e indexación mejora cada año, lo que le permite comprender mucho mejor el contenido que analiza. Sin embargo, sigue sin tener la skill de la mente humana, por lo que en ocasiones puede comprender las cosas de manera demasiado literal o fallar en la lectura atribuyendo otra acepción a una palabra. Es por eso que debemos explotar los beneficios de estas LSI keywords si queremos triunfar en Google y llegar hasta lo más alto.
 
En general, la estrategia más cualificada de keywords para posicionar es una combinación de palabras clave long tail con LSK keywords. Las palabras long tail son aquellas que tienen dos o tres palabras, competencia más moderada y mayor intención de búsqueda. A fin de cuentas, si yo introduzco en Google «perro» no estoy tan cerca de comprar comida de perro que si busco «comprar pienso para perro». En el primer caso, quizá lo único que quisiera fuera ver imágenes de perro o aprender curiosidades de ellos.
 
 

LSI keywords ejemplos

Antes ya hemos puesto un ejemplo de LSI keywords bastante sencillo. Pero vamos a proporcionarte alguno más para que quede meridianemente claro. Pensemos por ejemplo en la keyword como «contratar abogado» para extraer algunas LSI keywords. ¿Cuál utilizarías? Algunas palabras útiles serían «leyes», «reclamaciones» o «despacho de abogados». Todas ellas proporcionarían un contexto semántico a la keyword clave. Ayudaría tanto a Google como a las personas que terminan en nuestro blog o en nuestra web.
 
La búsqueda de LSI keywords no es muy diferente de la búsqueda de palabras clave. Puedes preparar listas de las potenciales LSI keywords y buscar su volumen de búsqueda en el planificador de Google Adwords. No obstante, no debemos olvidar que en estos casos el volumen es algo secundario ya que no estás intentando posicionar a través de ellas, sino conseguir que sirvan de refuerzo a la keyword principal. Aunque necesites poner esfuerzos en ambas, la keywords principal es la verdaderamente trascendente.